Cinco trucos que hacer si no puedes comunicarte cuando viajas al extranjero

22.09.2015 08:57

A todos los apasionados de viajar nos gusta algo más, normalmente, que viajar por nuestros propios países de origen.

Esto es así tal vez porque el mero hecho de viajar implica descubrir, para muchos, y ¿qué mejor forma de descubrir y de bañarse en algo nuevo, que viajar no sólo por tu país? País que en cierta medida tanto su cultura como sus costumbres ya conoces.
Por tanto a veces no se trata sino de viajar por lugares en el extranjero, que chocan positivamente con tu forma de ser, tus costumbres y las de tu país. Pero lo que ocurre es que muchas veces cuando viajamos al extranjero no somos capaces de comunicarnos en el idioma nativo o local de allí.

Es así como nos vemos perdidos y a veces sin dirección, o mejor dicho sin capacidad de reacción ante las eventualidades que puedan pasar, y para los cuales nos vendría muy bien saber cómo actuar en caso de que no nos entendamos con el idioma, y tengamos que comunicarnos con los demás sin conocer su propia lengua de comunicación.

Imagina que tienes que ir a una dirección, y no sabes cómo preguntar cómo se llega a la calle «tal y tal». Aquí os contamos algunos consejos con los cuales podréis viajar sin preocupaciones de este tipo, teniendo confianza en que cuando necesitéis comunicaros con alguien lo haréis eficazmente, dentro de los límites que tenéis, a saber, que no entendemos la lengua local del destino.

Translator

Los móviles y las tabletas están a la orden del día en los países desarrollados. Por eso sería útil si cuando viajamos imaginemos, por ejemplo, a Noruega o Suecia, países en los cuales normalmente no entendemos su idioma, tuviéramos contratada una pequeña tarifa de datos.
De este modo podríamos trabajar con translator a la hora de ciertas necesidades excepcionales en cuanto a que necesitemos comunicarnos con la gente.
Es así como poniendo unas palabras en nuestras tabletas o móvil en Google, inmediatamente nos lo traducirá al idioma local y así podremos por lo menos chapurrear lo que necesitemos para salir del apuro.

Diccionario

Otra opción clásica si no tenemos Internet en nuestro destino es emplear un diccionario, como se ha hecho toda la vida. Porque con un diccionario podemos seleccionar las palabras que necesitamos y así comunicarnos con las personas nativas de allí.

Aunque si bien es cierto que es más incómodo siempre se ha hecho así, y no pasa nada por acudir a este remedio.

Lenguaje gestual

Los gestos también han sido típicos desde nuestros ancestros, y podemos imaginar que incluso antes de que apareciera el lenguaje ya se empleaban gestos para comunicarnos o, al menos, para dar pequeñas instrucciones y comandos.

Es así como con flecha que formemos con nuestras propias manos y brazos podemos preguntar si podemos ir por ahí, o por allí. O podemos llegar a una tienda y señalar lo que queremos con gestos, seleccionando con las manos lo que nos gustaría tener o comer.

Incluso podemos preguntar cuánto dinero cuesta algo o si algo está bien para nosotros, con el típico signo de «ok».

Imágenes

También podemos ser previsores, y en el hotel o incluso antes de salir a nuestro destino, guardar imágenes en un móvil o tableta para que así las mostremos a los viandantes o empleados de los lugares a los que vayamos, y que de ese modo sepan lo que necesitamos en ese momento de ellos.

Es así como nos podrán ayudar y nosotros estaremos agradecidos ante su hospitalidad, puesto que una gran parte del turismo es hacerse entender y ser entendido, en un espíritu de amistad, cordialidad y cooperación entre nacionales de distintos países.

Enseñarles español

Por último la opción más costosa a nivel de tiempo y esfuerzo sería hacerles aprender español. Sin duda esto no lo tomamos muy en serio, pero quién sabe, a lo mejor incluso podemos aprovechar el viaje y contactar desde nuestro país de origen con alguien que quiera aprender español allí.

A cambio le podemos pedir que nos enseñe la ciudad y así será un intercambio muy positivo para ambas partes.

Estas que hemos leído son cinco formas con las que nos podemos comunicar con los demás en países cuya lengua no hablamos. Pero seguro que tú tienes alguna idea más, ¿no quieres compartirla con nosotros?