La ciudad de Colonia en Alemania. Su Catedral, turismo y otras cosas que hacer allí

16.10.2015 10:27

Alemania es conocida por su grandísimo potencial turístico, de lo cual apenas duda nadie. No obstante, no es un destino tan explotado turísticamente como otros más poderosos a este nivel, como España, Francia o Italia.

Muchos piensan que este gigante dormido del turismo y de la cultura se despertará, cosa que puede que ya esté haciendo, de su letargo y se convierta en un gran competidor en Turismo para los viajes por Europa de aquellas personas que no sólo buscan playas sino también un baño de cultura, en el sentido más amplio de la palabra. colonia

Esta vez vamos a una ciudad a orillas del larguísimo y prolongado río Rin, poseedora de una de las universidades más ilustres y antiguas de Europa.

No obstante, la ciudad de donde personajes ilustres iban a ser algún día alcaldes, tal como Konrad Adenauer, el fundador del Partido del gobierno actual en este país teutón, fue completamente destruida durante la gran contienda que se libró en el siglo XX hablamos de la Segunda Guerra Mundial.

La vida en Colonia es alegre, no es una ciudad típicamente alemana como la imaginamos muchos en cuanto a la seriedad de sus habitantes y el clima adverso que tienen otras ciudades más del norte.

Para ir desde España, por ejemplo, podemos reservar con antelación en compañías de bajo coste con tarifas de hasta 20 € para llegar al aeropuerto de Colonia, una ganga realmente.

Pero ¿qué vamos a ver en Colonia para no perdernos lo más básico?

En primer lugar sería casi ofender y faltar al público no mencionar la Catedral de Colonia. En pleno casco histórico de la ciudad, y un máximo exponente del estilo gótico europeo. No en vano, más allá de ser uno de los monumentos más visitados en el país alemán fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, puede que curiosamente tarde, en el año 1996.

Esta catedral merece una visita no sólo por el día cuando la veamos a la luz del sol, sino también por la noche iluminada.

El Museo Ludwig

Si quieres ver obras de los siglos XX y XXI, o sea obras de arte moderno y abstracto este es tu lugar. Además aquí te toparás cuando menos te lo esperes con obras del famosísimo pintor malagueño Pablo Picasso.

Las orillas del Rin

Cuando vas por el Rin y lo visitas, especialmente si vienes de un país o de una ciudad donde los ríos no son tan grandes, definitivamente te quedas impresionado. Edificios, puentes y pequeños embarcaciones participan en la fiesta nocturna que se crea a través de grandes iluminaciones y de, sobre todo, un majestuoso río que muchos no dudarían en darle el título de «señor». colonia

Puente Hohenzollern

Muy cerca de la estación de tren, de la estación central, podemos ver grandes vistas a la Catedral desde este famoso puente. Además, como en otros lugares de Centroeuropa es famoso por los candados que las parejas de enamorados dejan para que perviva su amor eterno.

Museo del Chocolate

¿Te gusta el chocolate? Pues ven aquí. Incluso si no te gusta muchos creemos que cambiarás de opinión. Observa y comprueba cómo se produce el chocolate, cómo requiere el proceso largo y minucioso antes de tomarte una tableta de las compras en un supermercado.

Prueba chocolates negros y blancos, más dulces o más amargos. En definitiva, creemos que aquí hay un chocolate para cada tipo de persona, por lo tanto no te fallará el Museo del Chocolate.

Mercado Viejo

Estamos en la plaza del Viejo Ayuntamiento, lleno de edificios típicos alemanes. El punto neurálgico de la ciudad y centro de todas las fiestas que se dan en Colonia, sin duda un buen lugar para socializar y quedar con los amigos. colonia

Parque del Rin

Después y por último, dependiendo de cómo esté la climatología y la época que hayas elegido para venir a Colonia, puedes descansar a una orilla del río Rin. Este Parque te ofrece numerosas atracciones y zonas incluso para niños. Ideal para merendar y descansar un poco.

 

En definitiva, hacer turismo en Colonia está más que justificado. No sólo veremos la Catedral y un río señorial y magnífico, sino que conoceremos otra faceta de la vida de los alemanes más allá de las más conocidas Berlín o Munich.

También te podría interesar