Maribor ▷ Una perfecta guía por sus calles

04.10.2017 09:58

Maribor es una pequeña ciudad en el noreste de Eslovenia que cuenta con un bonito centro, así como con un tranquilo camino a lo largo del río Drava.
Si no conoces esta ciudad, no debes dejarla de lado cuando visites Eslovenia. Después de Ljubljana, es la segunda ciudad más grande del país y tiene mucho que ofrecer tanto para el viajero habitual, como para el turista más exigente.
Pasar un día en Maribor es una experiencia muy agradable y, lo más importante, educativa, ya que se puede conocer mucho en esta pequeña área en la que sin duda ningún visitante se verá privado de una vivencia viajera.
Como en toda Eslovenia y en Maribor podemos observar un montón de ciclistas que acortan el trayecto hacia sus obligaciones diarias, con este moderno medio de transporte como es la bicicleta. maribor

Puedes probarlo tú también, sus amplios caminos ciclistas te dan la oportunidad de conocer la ciudad sin ningún problema.
Sin embargo, si eres un fanático del senderismo, ciertamente déjate tentar por un paseo por las calles de Maribor, que son verdaderamente carismáticos.
 

Centro de Maribor y sus joyas
Nuestro recorrido a pie lo empezamos justo en el centro de la ciudad, en la Plaza Principal llamada Glavni Trg. Justo aquí encontramos la Columna de la Plaga, un monumento construido desde la gratitud por el final de la epidemia del siglo XVII. Es interesante que esta columna, que se encuentra hoy aquí en esta plaza, es en realidad un trabajo reemplazado de su creación original del año 1681. La columna está hecha de mármol blanco y de la estatua dorada de la Virgen María.
En la Plaza Principal se encuentra también El Ayuntamiento, justo al lado de la Columna de la Plaga. No es tan significativo e interesante como el de Ljubljana o el de la ciudad de Ptuj, pero vale la pena verlo. maribor
La plaza en sí atrae durante el día a numerosas personas que vienen aquí para admirar o conocer el centro de la ciudad, a otros para quedar o simplemente para pasear por el centro. Hay muchos restaurantes, cafeterías y tiendas también aquí.
Desde la Plaza Principal, nos movemos a través de un camino lateral hacia el lado sur de la ciudad, hacia el río Drava. Aquí nos da la bienvenida El Barrio de Lent. Turísticamente atractiva y a la vez la parte más antigua de Maribor se llena diariamente con un gran número de turistas curiosos, así como de residentes locales. Y justo aquí puedes admirar el viñedo más antiguo del mundo - Stara Trta. Con más de 400 años, también ofrece la oportunidad de degustar el vino, así como entrar en el museo y descubrir lo desconocido. maribor
Caminando por este tranquilo y carismático barrio todavía admiramos La Torre de la Defensa. Es una de las partes que formaron las murallas de la ciudad.
También disfrutaremos de un paseo a lo largo de las orillas del tranquilo río Drava y descubrimos La Torre del Agua y La Torre de los Judíos, que junto con La Torre de la Defensa formaba parte de la muralla de la ciudad. Cerca de ellos se encuentra La Sinagoga de Maribor, que ahora alberga un museo.
Seguramente vale la pena también un paseo por el Puente Antiguo – Stari Most, desde donde se pueden disfrutar de unas hermosas vistas al mencionado Barrio de Lent, así como a la costa del río. Si decides pasarlo entero hacia la otra parte, paseando por el otro lado del río puedes admirar la tranquila costa de Drava junto con el pintoresco paisaje de Maribor.

Entre otras cosas, es uno de los mejores lugares desde donde se pueden hacer las mejores fotografías documentales de la ciudad.
Nosotros decidimos volver a la Plaza Principal, desde donde caminamos por una pequeña callecita - la calle Poštna, directamente hacia la Catedral de Maribor. maribor

Es una catedral católica situada en una pequeña plaza – Slomškov trg. Además de la catedral, encontramos aquí, cerca, la universidad y también el teatro. La plaza se completa con el parque, que, especialmente en los días calurosos de verano, da frescura y un agradable refugio contra el calor.
Tras cinco minutos de caminata, ya estamos admirando otras joyas de la ciudad. Una de ellas es la Columna de San Florián y en sus proximidades el Castillo de Maribor.

La ventaja es que no necesitas subir cuesta arriba como es costumbre si quieres visitar un castillo. El Castillo de Maribor está justo en el centro de la ciudad y en su interior se encuentra hoy en día un musemariboro regional.
Rodeando el edificio, nos fijamos todavía en el Memorial de la Liberación Nacional en la Plaza de la Libertad, (Trg Svobode). Este monumento fue construido para honrar a todos los condenados a muerte durante la Segunda Guerra Mundial.
También echaremos un vistazo a la Iglesia franciscana, que es interesante tanto desde fuera como desde dentro. Su estructura arquitectónica con un toque rojo es un elemento significativo de Maribor y, junto con el monasterio, se enorgullece en pleno centro histórico de la ciudad.
Terminaremos nuestro descubrimiento en el Parque de la Ciudad, que está a pocos minutos a pie del Castillo de Maribor. Es un parque grande con muchos árboles, zonas verdes y lagos, lo que hace que su atmósfera natural te invada. Un bonito lugar para relajarse y contemplar las bellezas que hemos visto y que, en realidad, hemos experimentado durante todo el día.