Perros viajeros: no sin mi dueño

12.06.2015 09:50

Muchos de nosotros sabemos qué es tener un perro. Un perro que vive con nosotros y que forma ya parte de nuestra familia. Por ello sabemos sobradamente bien qué significa viajar con él, por el mero hecho de no querer alejarnos ni dejarle sólo ni siquiera unos días.

Sin duda viajar es una bonita afición que nos gusta a todos los lectores de Viajes por Europa. Pero para los dueños de perritos como nosotros, es un dolor de cabeza viajar - a veces. Porque existen dos posibilidades. O lo dejamos en manos de conocidos o familiares, o lo llevamos con nosotros.

Y estoy segura de que en la práctica mayoría de los que viajamos aquí, nos gustaría llevar a nuestro tierno amigo con nosotros, aunque no siempre es posible dependiendo del tamaño, cuando se trata del transporte aéreo.

Las posibilidades sin duda son limitadas, pero a pesar de todo siempre hay formas de no abandonar a nuestro querido amigo durante los días en los que tanto vamos a disfrutar de nuestro viaje.

Para que las huellas de nuestro perrito queden en los parques de Londres, o de Berlín o del lugar que vayamos a visitar, vamos a enseñarte qué condiciones ofrecen las compañías aéreas y cuales no permiten animales en sus vuelos, para que nuestro perro nos lama feliz cuando lleguemos al perruno hotel de destino.

Si quieres llevar tu mascota contigo en cabina, entre las compañías más baratas que tienes para elegir esta Vueling. Antes de preparar y pagar tu equipaje, y tus billetes, asegúrate de que tu perrito junto con su transportín no supera los 8 kilos de peso, que es lo que la aerolínea permite.

Además, debes saber que Vueling no permiten animales en bodega, por eso si tu mascota supera este límite, esperemos que no sea por comer muchos premios, tendrás que solucionar el problema de otra manera.

Iberia ofrece también condiciones similares a las de Vueling. En especial en cuanto al peso máximo que permite. Junto con el transporte en tu pequeño animal no debería superar los ocho kilos de peso.

Transportar tu perrito en la bodega es siempre posible una vez que tenga la jaula y por supuesto en caso de que superen los ocho kilos que permiten en la cabina. Pero hay más aerolíneas con las que puedes viajar con tu tierno animal.

Lufthansa admite perritos también, tanto en cabina como en bodega. El peso máximo para transportarle en cabina son también ocho kilos.

Air Europa acepta perritos en la cabina de hasta 10 kilos de peso incluyendo el trasportín. Al superar este peso hay que llevarlo en la bodega. Ten cuidado que tu pequeño animal no se resfríe. Ni que tampoco tenga demasiado calor. 

Para llevar tu perrito en cabina, por ejemplo, con British Airways debes tener claro que no supera junto con el transportín los seis kilos de peso.

Para Brussels Airlines en cambio tienes restricciones, pero más benévolas, y permite hasta ocho kilos de peso para navegar felizmente con él en cabina.

Las compañías Wizzair, Ryanair y EasyJet no permiten en absoluto mascotas en sus vuelos.

Cuando decidas viajar con tu perrito ten siempre en cuenta que cada compañía tiene un límite en cuanto al número de mascotas que pueden viajar simultáneamente en el avión. Lo más recomendable es contactar con la compañía con la que quieras viajar y ser tú quién pregunte directamente.

Cada compañía además tiene su propia normativa en cuanto a medidas del transportín. Busca la información en el aeropuerto o mejor, infórmate directamente por la página web. Una vez decidas transportar a tu fiel amigo por los aires, no olvides recordar a la azafata que cuide del aire que entre en la bodega.

No queremos que nuestro can tosa de frío, ni que tenga mucho calor. Evita futuros problemas hablando con la azafata de vuelo. Actualmente además no existen posibilidades de llevar a tu perrito con más de 10 kilos de peso en cabina.

A pesar de que mucha gente pagaría grandes sumas de dinero por esta posibilidad, ninguna empresa se hace cargo de esto. Con lo cual sólo queda respetar las normas y decidir si en verdad vale la pena transportar a nuestros queridos perritos.