Caminando por Praga: ciudad de cuento

14.02.2015 20:08

Todos conocemos Praga. Sabemos que es la capital de la República Checa. Una ciudad con su propia historia, su estilo de vida, una joya en las orillas del río Moldava. Bonita, visitada por turistas de todo el mundo y uno de los destinos mundiales preferidos para los viajes por Europa de los turistas de todo el mundo.

Es una ciudad sin fin. Sin fin porque crea sueños, crea romanticismo, cuento. Es una ciudad literaria, a la que incluso el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez la llamó un día «la ciudad más bonita del mundo».praga

No tan lejos de donde tú estás
 

Si planeas hacer un viaje a Praga te animamos, porque seguramente vale la pena verla. Y...no pierdes mucho tiempo con el viaje porque desde varios sitios de Europa es fácil de alcanzar. Hay muchos vuelos desde varios lugares del viejo continente. Haz tu maleta, prepárate, y ¡vamos!

 
Comienza el viaje                                                                                                              

Grande y pequeña a la vez, cuenta con 1,2 millones de habitantes y tú puedes, al menos por unos días, ser uno de ellos también. Te va a gustar. Y lo verás. Porque hay de verdad muchísimo que ver en Praga.

La capital de la República Checa está dividida en Ciudad Vieja, la Ciudad Nueva y la Ciudad Pequeña. La ciudad, la cuál nunca nadie debe dejar de visitar, esconde en cada rincón una sorpresa nueva, a cada vez mejor. Castillos, palacios, iglesias, cementerios plagados de historia, casas y edificios componen éste mosaico.

Lo mejor es empezar a caminar desde el centro, de modo que, si has elegido uno de los hoteles localizados en el centro, mejor para ti. 

Las joyas de Praga no dejan indiferente a nadie

La Plaza de Wenceslao es el punto de encuentro de muchos turistas y ciudadanos. Está rodeada de tiendas y restaurantes. Si decides bajar la calle, poco a poco descubrirás la Plaza de la Ciudad Vieja con su Reloj Astronómico. Es famoso y admirado por su población. Está situado en el edificio del ayuntamiento. Si subes a su torre, obtendrás unas vistas inalcanzables desde otros puntos de la ciudad.

Seguimos por el Puente de Carlos: un icono de la arquitectura europea. Bonitas vistas para un paseo romántico y, no importa el resto: seguramente aunque haya más gente viéndolo el río absorba toda tu capacidad de atención. El Puente y sus muchas estatuas, siempre con sus artistas que venden joyas, que alegran y entretienen con música y que te sorprenden con interesante arte. ¡Disfruta! Porque visitar la capital checa es uno de los sueños de los más empedernidos viajeros.praga

¿Qué tipo de viajes por europa harías, si no conocieras el famoso Castillo de Praga? Está compuesto de palacios y edificios, incluso con el despacho del presidente de la República Checa. Verás historia y arte y, si pasas tu fin de semana en esta ciudad no olvides visitarlo junto con el gran símbolo de la ciudad, la Catedral de San Vito.

Te enamorarás de nuevo en el Callejón del Oro, con muchas pequeñas casas de colores construidas al pie de los muros del castillo. En una de ellas vivió el famoso escritor Franz Kafka. Hoy encontrarás pequeñas tiendas, sobre todo de marionetas, pero también con otros productos interesantes.                                                                                                                                    

La Virgen María y la Orden Mostense

Si tienes todavía un poco de tiempo libre y no planeas que tu viaje termine aún, te aconsejamos que visites también El Monasterio de Strahov. Te sorprenderá con su gran biblioteca y la pinacoteca. Dentro del monasterio se encuentra la Iglesia de la Asunción de la Virgen María, donde están guardados los restos del fundador de la orden Mostense, San Norberto.

Un regalo para todo el mundo

Es cierto. No es una ciudad inmensa. Es pequeña incluso para Europa, el continente de las capitales "pequeñas" si las comparamos con las de América. Pero, ¿qué importa el tamaño para admirar su belleza?

Desde la Edad Media hasta hoy, ninguna agencia de viajes podrá vender ofertas a Praga. Porque en realidad, los que la conocemos, sabemos que no es una oferta cualquiera, sino un regalo: a los ojos, a los oídos con las pisadas de los viandantes en sus empedradas calles, a los sentidos e incluso al olfato con su exquisita oferta gastronómica. 

En Viajes por Europa no lo escondemos, estamos enamorados de ésta ciudad. El Castillo, la Catedral de San Vito, el Puente de Carlos y las casas góticas de la Plaza de la Ciudad Vieja no pueden dejarse de ver.

 

Fuente - Fotografías: © Czech Tourism, 

Autores: 

Foto 1: Roman Cestr

Foto 2: Česká produkční s.r.o