Viajar con poco dinero es verdaderamente posible. Lee los consejos y disfruta de tus vacaciones.

29.05.2015 08:27

Para mucha gente viajar es un estilo de vida, para otros es simplemente una forma de descansar y desconectar o, también,  de conocer más acerca de las otras culturas. Viajar, generalmente, significa tener dinero para poder moverse y simplemente disfrutar de todo lo que se pueda.

Está claro que antes de salir de casa, deberías tener, por lo menos, pensado dónde vas a dormir y qué vas a comer. Y puede ser que esto sea la gran duda que te entra si planeas tus vacaciones pero no tienes suficiente dinero. Pero no te preocupes, porque ahora puedes viajar también con poco dinero y pasar unos días de descanso sin necesitar ahorrar mucho.

Transporte

Para reducir los gastos del viaje, piensa con antelación en la forma de viajar. Si eliges el avión, te pueden ayudar las aerolíneas de bajo coste. También si buscas los vuelos con unos meses de antelación, con mucha frecuencia te pueden salir los billetes muy baratos.

Elige entre los días laborables, no planees viajar durante el fin de semana ni festivos, porque en estos días las compañías siempre suben los precios y así puedes perder mucho dinero que te vendría mejor en otra ocasión. Si eliges las fechas de tu vuelo en temporada baja, ahorrarás una cantidad apreciable.

Lleva solo las cosas útiles y prepárate el equipaje con un máximo de 10 kilos. Así no tendrás que pagar la maleta y todas tus cosas te las puedes llevar gratis en el equipaje de mano.

Otra forma de viajar muy barata suelen ser los autobuses, aunque para trayectos largos puedan cansar mucho, te pueden mover a tu destino preferido realmente por muy poco dinero.

Alojamiento

Hoy en día hay ofertas muy buenas para los alojamientos en cada ciudad de cada país. Para no gastar mucho harás bien si eliges alojarte en los hostales. Si compartes la habitación con otros turistas no tendrás que pagar tanto, pero si decides la habitación privada, la opción con el baño compartido también te ayuda a ahorrar dinero.

Comida

Una de las opciones es comprar tu propia comida en el supermercado, pues en muchos de los hostales te ofrecen la cocina, donde la puedes preparar. Si esta idea no te entusiasma, siempre puedes preguntar a los ciudadanos cuáles son los restaurantes más buenos y baratos. Ellos, generalmente, saben muy bien dónde puedes comer comida apetitosa por poco dinero.

Busca los restaurantes fuera del centro, porque suelen ser mucho más baratos que los de las plazas llenas de gente, donde luchan por atraer a turistas.

Otros gastos

Si no te molesta explorar tu destino andando, conoce sus secretos a pie, porque verás muchas más cosas que si vas en taxi o en el transporte público. También puedes hacer una combinación: empezar la ruta andando y cuando ya estés cansado, comprar un billete de vuelta al hostal.

Busca los precios de las entradas de cada monumento que te interesa por internet. Allí con mucha frecuencia encuentras la información del día y la hora en el que la entrada es gratuita. Nosotros también paso a paso te traemos esta información y, si te interesa, la puedes consultar aquí.

En muchos casos, la forma de viajar es muy barata si eliges pasar las vacaciones en un camping. Existen muchas posibilidades de lugares donde puedes pasar unos días muy agradables descansando en la naturaleza o, si lo prefieres, descubriendo las ciudades saliendo cada día desde este tipo de alojamientos.