CROACIA

El mar, la playa, el sol pero también historia, cultura y naturaleza junto a un mosaico de ciudades medievales que pueblan la tierra. Croacia: así podríamos describir un país cuyas costas las baña la mítica e histórica belleza del mar Adriático.

En Croacia podemos encontrar más de 1200 islas con playas e inolvidables vistas en donde cada año descansan numerosos turistas de todas las partes del globo. La mayoría vienen del países cercanos como Hungría, Eslovenia o Austria.

La capital de Croacia es Zagreb, ubicada al norte del país y la ciudad más grande del mismo en donde se encuentran la mayoría de los eventos más importantes. La población la componen más de 4,4 millones de habitantes, casi todos ellos croata hablantes como única lengua oficial.

Su historia hasta los tiempos actuales

Pocos años después de la Primera Guerra Mundial, Croacia formaba parte del Reino de Yugoslavia junto con Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro, Eslovenia y Macedonia. En 1991 el país declaró su independencia, lo que resultó de la Guerra de Croacia donde ésta salió como ganadora.

Hoy, Croacia es una república democrática y parlamentaria. Se dividida en 20 condados (que están formados a su vez por ciudades y municipios) más la capital del país. El país, además, está dividido en 3 regiones. Croacia Noroccidental, Croacia Central y Oriental (Panonia) y Croacia Adriática. Actualmente la moneda oficial es la ¨Kuna¨ aunque forme parte como Estado miembro de la Unión Europea desde el 1 de julio de 2013.

Lluvia, sol y temperaturas óptimas para disfrutar!

La climatología del país depende mucho de la zona de que se trate, ya que éstas son bastante diferentes entre sí. En las montañas hace más frío y llueve bastante menos en comparación con la costa.
No obstante si piensas que los veranos en la costa son calurosos, te sorprenderás porque la temperatura en éstos lugares no suele rebasar los +25-26º centígrados. Por lo que si te interesa visitar Croacia en verano, sería bastante recomendable que lo hagas entre junio y septiembre.

En este periodo, el tiempo es bastante predecible y estable ya que cuenta con abundante sol y poca lluvia. Por el contrario, los inviernos traen más lluvia pero traen a su vez temperaturas relativamente agradables, alrededor de los 10 centígrados.

La situación es diferente en el área de la capital. Allí, durante los inviernos, disminuye la temperatura hasta +3º aunque con más lluvia y, en las montañas, con nieve. Los veranos son más cálidos, ya que las temperaturas se acercan a los +30º centígrados.

Islas, parques y vida nocturna. !Es Croacia!

La mayoría de la gente visita Croacia durante los meses de verano. En la temporada de verano el turismo en el país juega un rol mucho más importante que en otras épocas. Ofrece incontables sitios para ver, disfrutar y conocer sin importa de si se trata de playas o de ciudades dentro del país.

Uno de los sitios más recomendables para visitar es la ciudad de Dubrovnik, al sur, en la costa adriática. La ciudad medieval bajo protección de la UNESCO ofrece diversión absolutamente para todos los viajeros.

El Monasterio Franciscano, con su famosa farmacia, el gótico Palacio del Rector, la catedral, la muralla, música y una vida nocturna no dejará indiferente a nadie.

También puede ser muy interesante visitar, cuanto menos, uno de sus 8 Parques Nacionales como son por ejemplo el de Brijuni o los de Krka o Mljet, el Parque Nacional Učka o simplemente descansar en unos de sus islas te abre una puerta muy grande para conocer otra cultura que por supuesto también forma parte de Europa.

Más joyas de Croacia puedes encontrarlas no sólo en la capital - Zagreb sino también en las ciudades de Poreč, Rovinj, Split o Pula.

Entre las religiones del país el catolicismo forma la parte más grande con más del 80 por ciento del total de la población. Por su parte, Ortodoxos, Musulmanes o ateos forman parte de grupos más minoritarios pero que sin duda y en general juegan también un rol importante.

La gastronomía: influencia de variedad de países

La gastronomía croata depende de la región. Cada región tiene su propia cocina y diferentes ingredientes que utilizan para elaborar sus especialidades. La zona de la costa, sobre todo Istria y Dalmacia, está influida por otros países - también mediterráneos - lo que se traduce en que usan mucho más ingredientes como pasta, aceite de oliva, mariscos, arroz, pescado, entre otros.

La gastronomía de la zona del interior es, al contrario, influida por Austria, Hungria o países como la pequeña Eslovaquia. Allí se come más carne, se emplea más nata en sus elaboraciones y mantequilla, entre otras. Como bebida es típico el vino de Croacia o la cerveza que acompaña mucho de sus jugosos platos.

Algunos consejos útiles

  • Todos los ciudadanos de los países de la Unión Europea pueden entrar sin necesidad de más documento que el documento nacional de identidad o DNI.

  • Para cambiar la moneda puedes acudir, por ejemplo, a cualquier banco, oficinas de cambio o correos. Algunos hoteles y agencias de viajes también ofrecen este servicio para cambiar moneda. La moneda oficial, como dijimos, es la Kuna y el cambio de Euros a Kunas es de 1 euro = 7,6 kunas.

  • Si viajas con coche, recuerda que en Croacia es obligatorio tener las luces encendidas no importa la hora del día que sea.

  • En las playas es recomendable usar sandalias o zapatillas de agua. De ese modo evitarás picaduras de cangrejos o el daño que te pudieran causar las piedras, en ocasiones.

 

Puedes encontrar más información en el apartado Cómo llegar a Croacia

 

Booking.com