DINAMARCA

Esta vez hablamos de un país pequeñito al norte de Europa, uno de los países más pequeños de Europa aunque no sea por ello el que más. Efectivamente, lo que habéis imaginado es correcto, ya que hablamos de un país nórdico como es Dinamarca.

Tal vez no sea tan pequeño como los países bálticos, o como Andorra o San Marino, pero sin duda para ser un país muy desarrollado y muy rico no tiene unas grandes dimensiones como lo tienen otros.

Dinamarca consta de los territorios de ultramar, de Groenlandia y de las Islas Feroe más allá de su propio territorio, es decir, del propio territorio de Dinamarca propiamente dicho: la Dinamarca continental.

Tan sólo tiene fronteras con el país teutón, con Alemania, y mientras tanto en el resto de áreas se rodea del Mar del Norte y del Mar Báltico. El territorio continental de Dinamarca se emplaza en la península de Jutlandia, así como por más de 400 islas.

Idioma oficial de Dinamarca

Sin duda es un país no muy conocido por los hablantes de habla hispana, pero en donde sus ciudadanos se caracterizan por tener una gran calidad de vida y tranquilidad en su estilo de vida diario.

Su idioma oficial es el danés, una lengua escandinava como las otras de los demás países nórdicos y que, por otra parte, pertenece al grupo de las lenguas germánicas. Existe la curiosidad de que muchas palabras del idioma danés se parecen mucho a las del inglés, y esto viene dado porque ambos tienen raíces comunes.

Hay una relación se puede decir casi genética o histórica entre el inglés y el danés. Se dice también que los daneses hablan muy bien inglés por eso.

La capital y sus joyas arquitectónicas

La capital y un «must» sin duda a visitar es Copenhague, una de las ciudades más pobladas de Dinamarca donde múltiples empresas así como instituciones culturales se quedan aquí a desempeñar sus actividades.

Está situada en el punto más importante entre el Mar Báltico y el Mar del Norte al norte de la acaudalada Alemania, por lo que le permite ser básicamente un centro comercial muy importante.

Allí podremos ver la famosa Sirenita, el monumento más famoso de Copenhague. Así como el parque Tivoli, y es que este parque de atracciones es ni más ni menos el más antiguo de Europa. Donde los niños y los no tan niños lo pueden pasar fenomenal.

También veremos la Radhuspladsen justo al frente, es decir, la plaza del Ayuntamiento de Copenhague. Un punto importante de la ciudad. Donde hacer visita obligada para comprender cómo es el centro de esta ciudad tan bonita.

Pero existen también otras ciudades como Aarhus, Aalborg, Odense o Randers que merece la pena visitar.

Miembro de la Unión Europea

Dinamarca forma parte de la Unión Europea desde el 1 de enero de 1973, pero no ha entrado en la zona euro con el resto de países que entraron en la tercera fase de la Unión Económica Monetaria (UEM).

Es más, la moneda de Dinamarca es la corona danesa y, de momento, no parece que vaya a haber cambios en ese sentido ya que los daneses se encuentran cómodos con su moneda nacional.

El clima

El clima danés se caracteriza por tener un clima suave, influido por el golfo durante todo el año. Tiene veranos calurosos y lluviosos, e inviernos fríos con mucho viento. Decimos que las temperaturas aquí llegan a los -2º C en invierno y más de 20º C en verano.

La familia y las bicis forman parte de la vida cotidiana de los daneses

Los daneses disfrutan mucho del hogar y la familia tiene una gran importancia. La mayoría del tiempo libre se pasa en casa con la familia o amigos, lo cual a nosotros en Viajes por Europa sin duda nos parece una gran idea.

La cena es la comida principal del día y se consume normalmente alrededor de la familia en casa. Se invierte mucho en que las casas tengan suficiente espacio y sean de calidad, con jardines grandes y bonitos. Se considera de buena educación quitarse los zapatos antes de entrar en una casa, y tal vez en esto influya el clima lluvioso en verano, para así no mojar el suelo.

Además Dinamarca se caracteriza también porque todo el mundo va en bici, o sino todo el mundo al menos y según las estadísticas el 55% de la población de Copenhague va en bicicleta cada el simple día.

Casi todas las calles principales de Dinamarca cuentan con carril bici y semáforos también especiales para bicicletas. También existe servicio gratuito de préstamo de bicicletas.

Religión

La religión principal en Dinamarca es el cristianismo protestante o luterano. Ha habido un gran aumento de la población musulmana en este país, por lo que el islam se ha convertido en la segunda fuerza religiosa del país.

Gastronomía de Dinamarca

Influido por países como Francia o Alemania, la cena como hemos mencionado es la principal comida del día. Ahí se come mucho pescado y sobre todo se bebe cerveza.

Uno de los platos más típicos, el Smørrebrød consiste en pan negro con mantequilla acompañado con lonchas de pescado, de carne y de queso y todo ello unido a una fantástica guarnición.

Consejos útiles

  • La velocidad máxima permitida en las carreteras de Dinamarca es de 80 km/hora, 110 en autopistas y 50 km/hora en la ciudad. La luz de cruce sin embargo es obligatoria las 24 horas del día.

  • El agua del grifo es potable y de buena calidad.

  • Es aconsejable llevar chubasquero o paraguas durante todo el año porque siempre puedes encontrar con lluvias.

  • La mejor época para viajar es entre mayo y septiembre.

  • En algunos sitios permiten usar el Euro aunque pensamos que es mucho mejor si usas la propia moneda del país, la corona danesa.

 

Booking.com