SUIZA

Con una de las más bonitas vistas naturales y parajes montañosos de Europa, son estas vistas las que ofrece este país ubicado en Europa central. Tanto si es verano o frío invierno, Suiza es un país que siempre tiene mucho que ofrecer, un lugar en el que nunca un turista ha salido de aquí decepcionado dadas sus excepcionales cualidades naturales.

Un país con numerosas posibilidades, repleto de lugares interesantes y sitios turísticos que ningún apasionado viajero debería perderse. Un país multilingüe, donde seguramente no te sorprenda ver sus abundantes y conocidas entidades bancarias, sus relojes y por supuesto un delicioso chocolate que forma parte ya de la cultura suiza y que exporta a Europa y al mundo.

Bienvenido a uno de los países más desarrollados del mundo. Estás en Suiza :).

Idioma oficial de Suiza

Suiza no tiene sólo un idioma oficial sino que son ni más ni cuatro los idiomas oficiales que caracterizan este territorio geográfico y político de Europa. Por eso aquí entenderás como algunos hablan en alemán, otros en francés o italiano, pero también el llamado romanche, una de las cuatro lenguas oficiales de este país.

Organización territorial

Suiza se divide en 26 cantones como son por ejemplo Berna, Zúrich o Ginebra. Hay mucha diferencia en cuanto al número de habitantes que viven en cada cantón. Cada cantón tiene también sus municipios que son, en todo el país, alrededor de 3000.

La capital de Suiza y otras ciudades interesantes

La ciudad de Berna es la capital suiza, famosa por su río Aare que atraviesa las plazas y con una característica arquitectura medieval en su ciudad vieja. Durante su visita no hay que olvidar la Catedral, la Casa de Einstein, el Parlamento o el Parque de los Osos.

Pero Suiza es más que la capital, y hay lugares donde podemos descubrir lo bonito que tiene este país. Seguro que Zúrich, Ginebra, Basilea o Lucerna tienen mucho que ofrecer a sus visitantes.

Suiza y la Unión Europea

Suiza forma parte de la Asociación Europea de Libre Comercio con el objetivo de apoyar la estabilidad financiera de sus miembros. Pero a día de hoy no forma parte de la Unión Europea. La moneda usada en Suiza es el Franco suizo, aunque sin embargo el euro es aceptado en numerosos lugares.

El clima en Suiza

Depende del área y de su orientación, pero el clima tendrá unas fluctuaciones más características en unos lugares y en otros. La parte de los Alpes es fría y seca, mientras que el resto del país tiende a ser más cálido y húmedo.

Generalmente los inviernos son fríos y con nieve. Las temperaturas oscilan entre los -2°C y los +5°C, dependiendo del lugar. Los veranos no son tan calurosos con una temperatura que oscila entre los 18 y 28°C. La existencia de precipitaciones es más frecuente en la región alpina Suiza.

La naturaleza suiza

Suiza es un país especialmente montañoso y la mayor parte de este país es dominado por los Alpes. Pero no son sólo las montañas las que enriquecen el país. Suiza es rica también en ríos y lagos.

El río Aar que pasa por Berna es el más largo del país, pero también lo son el río Rin y el Ródano, muy importantes en la geografía europea. Suiza tiene muchos lugares naturales también, como lagos. Entre los famosos lagos que tiene están el lago de Ginebra o el lago de Constanza, aunque este último se comparte con los países de Alemania y Austria.

La religión y la literatura en Suiza

Suiza es un país claramente cristiano, donde predomina la Iglesia Católica junto a otras iglesias protestantes. Tanto el Islam como la Iglesia ortodoxa tienen también su representación aquí.

En cuanto a la literatura, los grandes nombres de la literatura son representados hasta el día de hoy con obras vivas y actuales aunque se hayan escrito en el pasado. Son así por ejemplo las obras de Jean Jacques Rousseau, Friedrich Dürrenmatt o Gottfried Keller.

Gastronomía en Suiza

La gastronomía suiza es variada y además tiene aquí la peculiaridad, como pasa en otros países, de que cada región tiene su propia gastronomía. De todas formas la cocina suiza tiene gran influencia de otros países como Alemania o Francia.

Entre los distintos platos típicos está la Raclette que es un queso fundido servido con patatas cocidas no peladas, acompañadas con pepinillo y cebolla. Esta Raclette se sirve con vino blanco.

Tampoco hay que olvidar el chocolate suizo. Eran los suizos quienes prepararon por primera vez el chocolate con leche antes de que se hiciera famoso y se extendiera por todo el globo terráqueo y las distintas naciones que hoy, sin duda, lo disfrutan y mucho.

Consejos útiles

  • Para todos los viajeros que vienen de un país en la Unión Europea, es suficiente para entrar a Suiza el DNI en vigor y actualizado.

  • La moneda de Suiza es el Franco suizo, si bien en algunos establecimientos se permite pagar con Euros, aunque el cambio será en moneda local.

  • Generalmente las tiendas abren entre las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde. La hora de comer suele ser a partir las doce del mediodía.

  • El agua del grifo en Suiza es potable, por lo que no hay ningún problema en beberla.

 

Foto n.1 - Lars Schlageter

Booking.com