Cinco cosas que no hay que llevar de vacaciones

A menudo ocurre que llenamos nuestra maleta con muchas cosas que luego no usamos durante las vacaciones. Así, el equipaje sube de peso y, como consecuencia, en el aeropuerto tenemos que pagar un coste extra a las aerolíneas por superar el límite. Para evitar estos problemas y para utilizar el espacio de forma efectiva te aconsejamos no llevar a tus vacaciones cinco cosas que seguramente no usarás y además te quitan un valioso espacio en tu maleta.

  1. Libros gordos

Las vacaciones traen consigo muchos planes y actividades atractivas por lo que no tendremos tiempo para leer nuestro libro favorito. Esto es, el simple visitar la ciudad, los juegos en las playas y demás atracciones que ofrecen todos los destinos te harán que el tiempo pase volando y al final de las vacaciones te darás cuenta que no has leído ni una página.

  1. Secador de pelo

Hoy en día disponen de secadores de pelo  hasta los hostales y pensiones más baratos. Si no los encuentras en el baño de la habitación, pídelos en la recepción. En caso de que no estés seguro, siempre puedes llamar al hotel antes de llegar y preguntar si tienen los secadores disponibles.

  1. Una gran cantidad de zapatos

Prepara tus zapatos según el tipo de vacaciones a donde vas. Si has elegido la playa, es suficiente coger unas chancletas, sandalias y un par de zapatillas. Si, en cambio, fueras a acampar en el bosque o turismo de montaña deja las chancletas y sandalias en casa y prepara unas botas de montaña.

  1. Ropa que nunca usarás

Ocurre igual que con los zapatos. Elige sólo la ropa adecuada para tus vacaciones. No llenes la maleta con chaquetas o jerseys en el caso de que haya cambios de temperatura. Si vas a la playa es suficiente coger una sudadera fina.