Como llegar a Roma

Avión: El aeropuerto de Roma – Fiumicino, ofrece conexiones con casi todos los países de Europa así como de fuera de Europa. Muchas compañías aéreas transportan a diario una gran cantidad de turistas desde todo el mundo a la capital italiana. De entre las compañías más baratas que viajan a Roma están, por ejemplo, Easy Jet o Vueling pero también otras como TAP Portugal, Lufthansa o Air France tienen destino aquí. Para más información de los vuelos visita http://www.adr.it

Otro aeropuerto de la ciudad de Roma – Ciampino -  http://www.adr.it/ciampino  es más pequeño pero también ofrece las conexiones con otros países de Europa.

Para llegar desde el aeropuerto - Fiumicino a la estación de trenes Ostiense la opción más fácil, cómoda y rápida es ir en taxi. Cuenta con una tarifa de 45€.

Otra opción muy cómoda podría ser utilizando el tren, que te llevará al centro por 8€. Más información en: http://www.trenitalia.com

Pagarás aún menos por el transporte viajando en autobús, 4€ por viajar hasta el centro de la ciudadhttp://www.cotralspa.it

Tren: En tren se puede viajar cómodamente a Roma atravesando Italia. Existen también conexiones directas con Roma desde Alemania, Austria y Francia. Para ello puedes viajar desde la estación principal de trenes en Roma que es la Estación de Termini o desde las otras estaciones también muy importantes como Tiburtina y Ostiense.

Autobús: Otras conexiones con Europa desde Roma que hay disponibles que son por ejemplo, la de la línea de autobús Eurolines. En muchos casos es la forma de viajar más barata pero para trayectos largos no es muy aconsejable, ya que el viaje lleva su tiempo y, además, es cansado.

Coche: El transporte con coche puede ser útil sobre todo cuando hay que desplazarse por más ciudades y se va con mucho equipaje. Sin problema se puede llegar a Roma y después viajar por toda Italia con coche pues hay autopistas prácticamente desde toda Europa.