Viajar por Europa con poco dinero es posible

Conocer Europa no es tan difícil. El Viejo Continente ofrece muchas oportunidades para disfrutar distintos tipos de vacaciones. En realidad, Europa se puede disfrutar de lado a lado. Además, sin necesidad de que nos sobre dinero en el bolsillo o en la cuenta bancaria.

Claro. Si queremos viajar por Europa, lo primero que miramos y reservamos son los vuelos.

Mucha gente no lo sabe pero viajar y conocer los diferentes países de Europa se puede hacer gracias a la ya multitud de vuelos baratos que se nos ofrecen a diario. Lo importante es conocer el truco y buscar en los lugares adecuados para que nosotros también podamos volar por un precio económico.

Hay varios sitios y páginas web, en donde podemos buscar billetes de avión por un precio barato. La condición más importante al buscar la forma de volar más barata es la flexibilidad en las fechas. Tenemos que darnos cuenta de que si elegimos unas fechas demasiado rígidas para nuestras vacaciones, será difícil encontrar un billete de avión económico. Por eso aconsejamos tener flexibilidad en los viajes y adaptarse a fechas en las que los vuelos salen por un precio verdaderamente sorprendente.

Con una buena búsqueda se puede volar a varios países de Europa desde 25€ ida y vuelta, también en temporada alta. Los precios sobre todo en las compañías aéreas de bajo coste cuentan generalmente con el equipaje de cabina. Si queremos viajar con una maleta grande, al precio habrá que sumarle unos cuantos euros más. El verdadero viajero y sobre todo el viajero no exigente en exceso sabe hacer una pequeña ruta por Europa con la única compañía de su mochila, de modo que el viaje puede salirle de verdad barato.

¿Qué más hay que tener en cuenta al buscar nuestros vuelos baratos?

Otra de las condiciones que hay que tener en mente si queremos viajar barato es el destino. No siempre es fácil obtener billetes baratos a los destinos más lejanos desde nuestro país.

Si por ejemplo queremos viajar desde España a Hungría o los Países Bálticos, es bastante probable que el precio no será tan interesante como si quisiéramos viajar a Francia o Italia. De todas formas también a estos países se puede viajar con bastante facilidad en cuanto al presupuesto. Elegir la fecha de nuestro viaje con antelación nos puede ayudar a ahorrar una buena cantidad de dinero. Entonces si queremos por ejemplo pasar la primavera en Budapest, sería muy recomendable empezar a buscar vuelos baratos desde ya enero.

A veces hay que reaccionar rápido. Suele pasar que las compañías ofrecen un descuento en algunos de sus vuelos, y los billetes se pueden agotar rápido o simplemente la oferta puede ser válida sólo durante un día. Por eso hay que estar atento y preparado para viajar en cualquier fecha al mejor destino posible dentro de las opciones. No suena nada excesivamente cómodo, pero arreglando bien las cosas se puede pasar un fantástico fin de semana o incluso unas pequeñas vacaciones en cualquier país de Europa.

En la temporada baja los precios generalmente bajan y este es el momento en que podemos aprovechar para reservar unos vuelos baratos prácticamente por toda Europa. Sobre todo después de las vacaciones de verano, y también en los meses de enero o febrero suelen haber ofertas muy interesantes.

Los vuelos baratos los ofrecen generalmente las compañías de bajo coste. Por eso hay que fijarse a los destinos adonde viajan estas compañías. En realidad encontrar un destino en Europa donde no se pueda viajar barato es difícil. Lo que importa es nuestra flexibilidad y un poquito de paciencia para la búsqueda. Después ya queda sólo disfrutar de lo que hemos preparado con nuestros propios esfuerzos viajeros que, sin duda, se verán recompensados.