Escapadas por Europa. Elige tu destino

De entre las muchas tipologías de turista que existen, el denominador común es que a todos les gusta viajar y descubrir diferentes lugares. Muchos de ellos buscan destinos exóticos, y viajan a lugares que a menudo se encuentran bastante lejos de sus países de residencia. A veces nosotros, que vivimos en Europa, no nos damos cuenta de que nuestro continente nos ofrece un paraíso cultural y natural lleno de preciosos lugares, fantásticas oportunidades y sitios todavía poco descubiertos, pero que sin duda merecen al menos una visita.

Por eso queremos presentaros algunos de los destinos para escapadas por Europa que ofrecen descanso pero que, a la vez, nos descubren y ofrecen un montón para enriquecerse personalmente y aprender.

Escapada a Bolonia

Vamos a empezar nuestra visita a la ciudad italiana de Bolonia, con un agradable paseo por las calles de Bolonia. Después pararemos un rato en la famosa Iglesia de Santa María dei Bulgari, mientras que nuestros siguientes pasos serán hacia el Mercato di Mezzo donde probaremos la renombrada gastronomía boloñesa.

Si queremos conocer la vida social de Bolonia, acudiremos a la Piazza Maggiore y a la Piazza de Santo Stefano, donde siempre se reúne mucha gente para disfrutar de la vida y del clima mediterráneo de este lugar.

Para descansar del ruido de la calle, nos dirigiremos hacia el parque de la Montagnola donde daremos un agradable respiro.

Disfruta de Atenas

El siguiente destino para una escapada por Europa elegimos que sea la capital de Grecia, Atenas. Esta ciudad, llena de historia y de lugares donde conocer y aprender más sobre una cultura tan antigua como la griega, nos ofrece muchas oportunidades tanto de recreación como descanso. Respiramos historia en lugares como la Acrópolis o recordamos los primeros Juegos Olímpicos en el Estadio Panatenaico.

Observar el cambio de guardia frente al Parlamento griego en la Plaza Sintagma, es también y sin duda muy interesante.

Nuestro agradable paseo lo continuamos al día siguiente por el barrio de Plaka: un distrito lleno de restaurantes y tiendas de souvenirs pero que también nos brinda la oportunidad de conocer el colorido barrio de Anafiotika.

Dubrovnik no es sólo la playa

El siguiente destino que escogemos es conocido también como la perla del Adriático, y no podía ser otro que Dubrovnik. Está rodeada de murallas que aconsejamos conocer. Dar un paseo por las murallas de Dubrovnik significa andar casi dos mil metros y obtener unas inmejorables vistas sobre la ciudad. Después, visitar la calle principal de la ciudad – Placa, también es una experiencia inolvidable. Cuenta con una vida muy alegre donde los habitantes se encuentran para disfrutar de la vida y los turistas disfrutan de las fiestas más populares de esta ciudad.

No hay que olvidar visitar La catedral  de la Asunción de la Virgen María, de estilo barroco, como tampoco dar un paseo por las calles de la Ciudad Vieja.

Cracovia: antigua capital de Polonia

Si todavía no conocéis Cracovia, no debéis esperar más. La ciudad, orgullosa de su Castillo de Wawel, esconde uno de los mejores museos de arte de todo el país.

Además la Plaza del mercado, conocida como Rynek Glowny se encuentra en el mismo centro de la ciudad. Aquí, en esta concurrida plaza existe una bulliciosa vida, y la gente viene a disfrutar con sus familias, parejas o amigos a este floreciente paraje de cultura, historia y lenguas.

En la misma plaza se encuentra la Basílica de Santa María, de estilo gótico. Y no hay que olvidar la Universidad Jaguelónica: la universidad más antigua de Centroeuropa.

Estos 4 destinos son sólo algunos de los muchos lugares que Europa ofrece a cada uno de nosotros. Pero hay más y solamente tenemos que descubrir estas joyas que Europa esconde, para darnos cuenta de la riqueza de  nuestro continente.