Europa no son sólo los países más ricos

09.06.2016 14:07

Viajar es una afición muy popular y la mayoría de la gente le dedica gran parte de su tiempo libre. Viajamos por nuestros países, viajamos al extranjero, descubrimos ciudades, hacemos montañismo o descansamos en las playas. Cada uno según su gusto.

Naturalmente viajar es algo que nos relaja y deja nuestras mentes y cuerpos en perfecto estado. Algunos viajan y descubren el mundo, a otros les encanta nuestra preciosa Europa. Pero...¿qué es lo que nos gusta descubrir realmente?

Hay muchos viajeros, pero muy pocos son los que descubren su destino en profundidad. En general, la mayoría de los turistas visitan países que son ya desde hace mucho tiempo conocidos, con sus lugares famosos, historias y rincones, etcétera.

Europa es un continente para unos grande, mientras que para otros es bastante pequeño. Pero, en realidad, ¿tendremos tiempo para descubrir durante nuestra vida todo lo que Europa ofrece?

Viajar por Europa es algo que gusta a muchos, pero conocer Europa con todo lo que ofrece ya no es algo que apetezca a tantos. Pero si queremos conocer nuestro viejo continente bien, deberíamos conocerlo con todo lo que ofrece.

Los países que son menos conocidos tienen también mucho que decir

Europa no son sólo sus países más ricos, famosos, o con lugares atractivos para ver. Europa no ofrece sólo las grandes ciudades, llenas de vida, con ruido y bullicio: con movimiento. Europa es mucho más. Y detrás de esto se esconden lugares a los que sólo los verdaderos turistas acceden y que, por tanto, con orgullo se pueden calificar como verdaderos amantes de Europa.

España, Francia, Italia, Inglaterra o Alemania son visitadas cada año por millones de turistas. La Torre de Eiffel es conocida por casi todos, ¿y quién no ha visto el Big Ben?

Pero en nuestro viejo continente hay muchos más lugares, de los que las revistas especializadas desgraciadamente no escriben tanto. Son poco promocionados y por eso se visitan poco.

¿Has pensado por lo menos alguna vez en descubrir Eslovenia? Este precioso país, con su romántico Lago Bled, su capital, con una cueva que deja la boca abierta o con ciudades a las orillas del mar? Las vacaciones aquí te pueden parecer como un cuento verdadero que ciertamente nosotros en Viajes por Europa recomendamos.

¿Sabes en dónde se encuentra Eslovaquia? El país que tanto es confundido con Eslovenia. Ofrece mucho que ver y conocer, y no sólo por el que es su orgullo nacional, las Montañas Tatra, sino que también cuenta con una naturaleza brillante que durante toda la primavera y verano enseña un despampanante y fresco color verde. Sus castillos, sus parques nacionales y sus aguas termales, sus cuevas, ciudades con sus típicas construcciones del corazón de Europa y numerosas iglesias verás en este rincón tan diferente de una muy visitada Europa.

Estonia también cuenta con muchos parques nacionales de los que casi nadie habla pero que, por otra parte, realmente vale la pena visitarlos. Ciudades que seguramente te gustarán con su arquitectura, sus bonitas iglesias y otros lugares de interés que no te dejarán tranquilo hasta que vayas a visitarlos. Y esta parte de nuestro continente te enseñará algo que a lo mejor en grandes ciudades y en los países más ricos no encontrarías. ¿Seguro que no quieres descubrirlos?

Probablemente te habrás bañado tanto en los mares del Mediterráneo como del océano Atlántico, pero ¿has probado alguna vez darte un plácido refresco en forma de baño en un mar que es tan negro como su mismo nombre? Un país como Bulgaria te ofrece esto y, sin duda, mucho más. Y estamos seguros de que notarás la diferencia respecto a otros lugares populares de Europa.

Aquí también puedes disfrutar la vida nocturna al estilo búlgaro. Bucear, practicar muchos tipos de deporte o simplemente conocer la arquitectura del país, sus monasterios, sus aguas termales y más.

Visitando los diferentes países de Europa encontramos mucha cultura, bonitas visitas y vistas e incluso cambiamos la forma de pensar. Porque el Viejo Continente es un crisol de países, unos ricos y otros más pobres, pero todos preparados para esperar a sus visitantes y enseñarles las bellezas que estos esconden.

Si todavía lo estás pensando: no pienses más. No olvides que en los países que no son tan turísticos visitados pueden costarte tus vacaciones mucho menos, que si visitarás un destino más popular y del que muchas veces te traes a casa recuerdos incluso más preciados.