Cómo ir y qué ver en Formentera

Formentera es una isla que se puede visitar todo el año. No es nada difícil llegar hasta aquí, de modo que si te estás preguntando cómo llegar a Formentera, debes saber que la forma más fácil de llegar a esta isla es con el ferry que conecta Ibiza con Formentera.

El trayecto dura media hora y puedes viajar tranquilamente con tu equipaje, bicicleta o incluso con tu mascota. Así que ya no hay excusas, porque este transporte es idóneo para todos aquellos que quieran descubrir la belleza de esta mágica isla.

Qué ver en Formentera

No te aburrirás en Formentera, por lo que puedes prepararte para una buena dosis de descubrimiento de nuevos y atractivos espacios, que tal vez nunca hayas visto antes y que, seguro, te encantarán.

No te pierdas la playa de Caló des Mort. Es la verdadera perla de Formentera. Esta playa de arena está protegida del viento a través de pintorescos acantilados. Aquí puedes disfrutar de aguas cristalinas y relajarte prácticamente hasta el mes de octubre sin problema.

Otra joya de la isla es el Faro de Cap de Barbaria que, por cierto, es uno de los lugares más visitados de Formentera. Puedes llegar hasta aquí en coche, en moto o en bicicleta, depende de ti. Si eres el tipo de viajero al que le gustan los lugares románticos, ven a este lugar cuando se ponga el sol. Te enamorará.

Y, si te gustan las playas, te recomendamos una más: la Playa de Ses Illetes. Está situada en el norte de la isla, con buenas conexiones de transporte. Se trata de una playa realmente limpia, de aguas claras azul turquesa. Es una playa muy popular entre las familias y en ella se encuentran tanto residentes del lugar como turistas.

Qué más hacer en Formentera

Sin embargo, hay otros lugares interesantes en Formentera a los que puedes ir y pasar un rato agradable explorando y relajándote, sea de forma activa o pasiva. Uno de ellos es Sant Francesc Xavier. Es la capital de la isla. Aquí se encuentra la iglesia parroquial con el nombre homónimo del pueblo del siglo XVIII, así como la capilla de Sa Tanca Vella.

Aquí, la vida social no es escasa y también forma parte de la forma de vida y cultura de los habitantes de este lugar: puedes ir al cine, a la biblioteca o al centro deportivo, entre otros.

A unos 5 kilómetros de la capital de Formentera se encuentra otra playa interesante, Cala Saona. Lo característico e interesante de esta playa es que tiene vistas a la vecina isla de Ibiza. Por supuesto, si decides relajarte en este lugar, cuenta con cristalinas aguas, arenas blancas y pintorescas y rojas rocas en sus alrededores.

Pero todavía hay un faro más en la isla de Formentera, el Faro de la Mola. Es un lugar muy atractivo, popular y frecuentemente visitado en la isla, sobre todo por los turistas. Se encuentra en el extremo oriental de Formentera, cerca del pueblo de El Pilar de la Mola, y está situado en una alta roca por lo que ofrece unas preciosas vistas del mar Mediterráneo.

Así que, ¿te hemos convencido? Visitar Formentera es sin duda una experiencia única. Y si a ti también te apetece tener esta experiencia única de viaje, no esperes a descubrir la belleza de esta isla balear, porque no te decepcionará.