Conocer Londres no es nada difícil. Lee nuestro artículo para saber más
Lo que no puedes perderte si quieres (de verdad) conocer Londres

Lo que no puedes perderte si quieres (de verdad) conocer Londres

Londres es un destino muy visitado, eso sin duda lo sabemos. Y es que, si alguno de nuestros lectores todavía no ha estado allí, es posible que sí que haya escuchado hablar sobre el Big Ben, la City… sobre la capital británica en general que no es sólo esto que mencionamos, sino mucho más: voluptuosas joyas arquitectónicas, rojos autobuses de dos pisos, el famoso “fish and chips”, y mucho más.

Londres es una ciudad a la que merece ir, y si ya has estado, a la que merece la pena volver. Y es que allí hay siempre mucho que hacer. También, un montón de cosas nuevas para conocer, para admirar y volver a admirar, una y otra vez, para saborear… sin más.

Por eso, si en el futuro planeas visitar la carismática capital británica, hoy nos inspiramos en el portal web hellotickets.es y, con él te emplazamos a que si te atreves a conocer el corazón británico – pero de verdad, pues descubre todas las excursiones y tours en español que puedes hacer en Londres, y que te ofrecemos para que le saques todo el partido.

Pero… un momento, antes de empezar el viaje, vamos a presentarte Londres y, sobre todo, a hablar de los lugares más importantes que deberías incluir en tu itinerario.

El Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham es la residencia oficial de la reina Isabel II y, tal vez, el lugar más famoso de Londres. Si puedes entrar y ver el palacio por dentro, es uno de los lugares más bonitos que puedes visitar.

Una fabulosa visita de donde sacarás no sólo memorables recuerdos sino también fotos para mostrar a amigos y conocidos. Ah, y no olvides visitar también el Cambio de Guardia que tiene lugar allí mismo, a puertas de palacio.

Abadía de Westminster

Gótica, iglesia ubicada al lado del palacio de Westminster. Lugar de pomposas y pletóricas ceremonias de coronación, pero también de bodas, funerales, y otros eventos reales.

En su interior encontrarás tumbas no sólo de reyes – los propios reyes de Inglaterra, sino que también podrás encontrar nombres de otras personalidades de gran talla y calado, como el genial Newton o el propio y prolífico Dickens, entre otros.

Cerca de la Abadía encontrarás además la preciosa Catedral de Westminster, sede del arzobispo de Westminster.

Big Ben

La torre del Reloj, hoy Patrimonio de la Humanidad, es objeto de culto y objetivo de cientos – sino de miles – de disparos fotográficos desde todos ángulos que tornan en la misma dirección.

Y no es para menos, ya que en su interior encontramos una campana de casi 14 toneladas, que con su campanear da color a los encapotados cielos de Londres, ofreciendo una verdadera experiencia de ambiente londinense. Por destacar nos quedaría sólo el hecho de que, en realidad, y desde el año 2012, la torre se llama “Elizabeth Tower”.

Trafalgar Square

Una plaza muy viva, en constante ebullición y con masas de viandantes que parecen salir como a borbotones. En ella se sitúa la Columna de Nelson, construida en honor al almirante del mismo nombre. Y, ya que te encuentras en esta plaza, te recomendamos aprovechar la cercanía de la National Gallery, un enclave esencial que no debes dejar de visitar en Londres.

London Eye

El London Eye es una popular atracción turística entre los visitantes de esta metrópoli. Porque, no siempre se encuentra una noria de 135 metros de altura, desde la que sea posible admirar y contemplar una preciosa panorámica de esta ciudad, ¿no es así?

Con 32 cápsulas a las que suben y desde las que bajan los pasajeros, es casi imposible no quedarse embelesado admirando las bellezas que refleja la capital británica vista desde el cielo, ¿serás tú el siguiente en subir?

Tower Bridge

Ni más ni menos que un puente sobre el río Támesis, objeto también de instantáneas no sólo de turistas que por aquí pasan, sino también de aquellos que con más experiencia en la ciudad, no dejan de quedarse admirados viendo el paso de las cuatro estaciones y de su cambiar, visto siempre desde el mismo lugar.

Puedes cruzarlo mientras le das un bocado de aire a la atmósfera que se respira en la ciudad. Cerca de este puente se encuentra también la Torre de Londres, un sitio que tampoco deberías dejar escapar.

Catedral de San Pablo

De la que destaca su gran cúpula. Una ostentosa catedral, con una altura de hasta 110 metros. De hecho, se trata de la segunda catedral más grande del mundo y ya, enseguida cuando entres, te darás cuenta de su hermosa planta – en forma de cruz latina. Subiendo a la cúpula podrás obtener además unas más que dignas vistas a la ciudad.

Imagen de Harry Strauss en Pixabay

En definitiva, en Londres puedes disfrutar no sólo del metro, del pescado con patatas fritas o de verdes parques.

Pero ya que lo mencionamos, nos despedimos por el momento desde uno de ellos, desde uno de los parques sin duda más emblemáticos… ¿que cuál es? Pues Hyde Park.

Y desde aquí – ahora sí, te decimos hasta luego no sin antes recomendarte que lo visites – igual que otros parques de la famosa capital británica, porque te aseguramos que te quedarás no sólo encantado, sino relajado y preparado para coger el avión.

Compartir