Tours por Escocia

En esta ocasión viajamos a las islas de Gran Bretaña, en donde vamos a descubrir su parte más septentrional. Así es, visitamos Escocia en donde vamos a conocer sus lugares más hermosos y todos los atractivos que ofrece – no sólo para turistas.

Es posible que, en primer lugar, la mejor opción sea conocer su capital, Edimburgo. Después, partiendo de esta ciudad realizaremos las excursiones más atractivas que ofrecen sus alrededores. Os garantizamos que no os vais a aburrir ni un minuto.

Edimburgo ofrece muchas cosas para ver y disfrutar. Empezaremos con la Princes Street. Se trata de una simbólica calle, de un kilómetro de extensión, en donde los comercios y tiendas afloran, creciendo como setas. Todo ello en un privilegiado entorno rodeado de edificios del periodo victoriano. Esta calle da acceso a su vez a los Jardines de Princes Street, que destacan por su tranquilidad, la cual se respira desde el primer momento y en donde es posible descansar en cualquiera de sus frondosos y verdes rincones.

Más tarde, no deberemos olvidar volver a esta calle, ya que para obtener las mejores vistas de la ciudad es aconsejable subir a un monumento llamado Scott Monument, de unos 60 metros de altura. Como su nombre indica, está dedicado al escritor Sir Walter Scott.

Otras vistas panorámicas las encontramos en el Castillo de Edimburgo. Para acudir allí, bastará con seguir por la calle Royal Mile que, por cierto, es una de las calles más importantes de la ciudad.

En esta misma calle, pero en el otro extremo, tenemos todavía otro monumento más por descubrir, el Palacio de Holyrood. Este palacio del siglo XVI hace las veces de residencia oficial de la Reina de Inglaterra, cada vez que visita Escocia.

Estos lugares son parada obligatoria y, durante nuestra visita a la ciudad de Edimburgo, seguro que ya sabremos que en esta ciudad existen todavía muchos más atractivos.

Por ahora, no obstante, exploremos algunos de los tours por Escocia para saber y conocer más de esta área.

¿Qué más ver en Escocia?

Si queremos sacarle el máximo partido a nuestra visita a Escocia podemos, por ejemplo, viajar a uno de los parajes naturales que tiene, como es la Isla de Skye.

Para llegar allí, utilizaremos el transporte por carretera o simplemente llegaremos a través de ferry. Luego, no será complicado quedarse maravillado por la belleza allí presente, como por ejemplo sucede en el pueblo Kyleakin y en su castillo – hoy en estado de ruinas, el interesante Caisteal Maol.

Otra de sus bellezas la encontraremos en la cascada Eas a’ Bhradain o, en la ciudad de Portree, caracterizada por su bello puerto marítimo. No podemos olvidar tampoco el famoso Old man of Storr. Un rocoso pináculo, que es objeto de deseo de muchos de los turistas que visitan esta isla escocesa.

El siguiente tour lo deberemos dedicar, por fuerza, a la ciudad de Stirling. Una ciudad llena de historia, situada a unos 60 kilómetros de Edimburgo. Su punto de interés más visitado es el castillo, que es a su vez el lugar más alto de la ciudad.

La iglesia Holy Rude también merece la pena ser visitada. Esta iglesia del siglo XII fue destruida a causa de un incendio pero, en el siglo XV, la recontruyeron y en este estado se puede ver hasta hoy.

La ciudad de St. Andrews es el siguiente lugar de interés para nuestro tour por Escocia. Se puede contemplar su centro, igual que su catedral, aunque actualmente se puedan admirar sólo sus ruinas.

Cerca de la catedral es posible visitar el puerto, en la desembocadura del río Kinnes Burn. A su lado se encuentra un mirador, que seguramente haya que disfrutar aunque sea sólo por sus espléndidas vistas.

No hay duda de que Escocia ofrece un montón de tesoros turísticos y culturales. En esta ocasión, hemos conocido algunos de ellos pero, definitivamente, se trata de un lugar que no sólo merece la pena ser visitado, sino que además nos ofrece siempre más de lo que esperamos.