Las 5 mejores ciudades europeas para visitar durante un crucero - Viajes Por Europa
Las 5 mejores ciudades europeas para visitar durante un crucero

Las 5 mejores ciudades europeas para visitar durante un crucero

Navegar en un crucero es una de esas experiencias que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Disfrutar de unas merecidas vacaciones a bordo de una embarcación a la que no le falta de nada, surcar el Mediterráneo y visitar algunas de las ciudades europeas más turísticas y visitadas del Viejo Continente, quedará en tu recuerdo para siempre.

Si no te decides por el itinerario, te dejamos las 5 ciudades europeas que sí o sí tienes que visitar durante un crucero.

Roma

La Ciudad Eterna, es sin duda, un destino que no te puedes perder durante un crucero. Cada año, 10 millones de turistas recorren las calles llenas de historia de una de las capitales europeas de mayor renombre.

Gastronomía, arte, cultura y mucha, mucha historia, impregnan cada rincón de Roma. Si todavía no has visitado esta ciudad mágica, te animamos a descubrirla de la mano de algunos de los fantásticos cruceros que encontrarás en SoloCruceros.

¿Qué no te puedes perder en tu visita a Roma? Sin ir más lejos, una de las siete maravillas del mundo moderno, El Coliseo. Mandado construir hacia el siglo II de nuestra era, continua en pie conservando toda su majestuosidad.

Además, no puedes dejar de pasear por el pintoresco barrio de El Trastevere, descubrir el Panteón de Agripa, la Plaza de España, la belleza de la Piazza Navonna o hacerte una foto en la Fontana di Trevi.

Atenas

Viajamos de la capital del Imperio Romano a la pólis por excelencia de la civilización griega: Atenas.

La que fue el hogar de Pericles, de Platón o de Aristóteles, luce orgullosa su pasado helénico. La Acrópolis de Atenas sigue sobrecogiendo después de 2.500 años. Cada día, en época alta, este icono de la cultura griega recibe entre 5.000 y 8.000 visitantes.

Atenas es una de las ciudades con más presencia en los itinerarios de los cruceros por el Mediterráneo. Además, suele acompañarse de la visita a la legendaria Mikonos o la fotogénica Santorini.

¿Qué no te puedes perder en tu visita a Atenas? Desembarcarás en el histórico puerto de El Pireo y, desde allí, puedes dirigirte a la Acrópolis, de visita obligada. Además, incluye en tu itinerario por Atenas la visita a sus dos barrios más turísticos y populares: Plaka y Monastiraki.

La Valeta

La capital de Malta aguarda en su interior algunas de las calles más bellas de toda Europa. Con una historia reciente si la comparamos con Roma o Atenas, la ciudad de La Valeta fue fundada en el siglo XVI y parece haberse congelado en el tiempo.

Esta ciudad amurallada conserva todo su encanto, tal es así que, en 1980, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No es de extrañar que un buen número de cruceros por el Mediterráneo incluyan a la capital de Malta como uno de sus destinos predilectos.

¿Qué no te puedes perder en tu visita a La Valeta?  Como monumento excepcional que solo encontrarás en esta pequeña ciudad del Mediterráneo, no puedes perderte el Hipogeo, un templo prehistórico excavado en la roca. Construido hacia el 2.500 a.C., adéntrate en un laberinto de túneles y galerías único en el mundo.

Además de ello, puedes visitar el Palacio del Gran Maestre, mandado construir por el fundador de la ciudad de La Valeta, Jean Parisat de Valette, o La Catedral de San Juan, que aguarda en su interior obras de uno de los mayores genios de la pintura europea: Caravaggio.

Nápoles

La ciudad que se encuentra a los pies del Vesubio cuenta con uno de los puertos más bellos del mundo gracias al entorno natural y arquitectónico que lo rodea.

La ciudad de Nápoles no deja indiferente a nadie. Pasear por sus calles caóticas y ruidosas, saborear su rica y popular gastronomía o recorrer uno de los paseos marítimos con mayor encanto del mundo, El Lungomare di Napoli, es sin duda una experiencia inolvidable.

Las escalas en Nápoles suelen ser lo suficientemente largas como para hacerte una idea de la ciudad. Desde el puerto, se puede llegar caminando a los puntos más representativos, como el Palacio Real o el Castel Nuovo.

¿Qué no te puedes perder en tu visita a Nápoles? Si es la primera vez que visitas la ciudad y tienes energía suficiente como para aguantar toda la energía que se respira en sus estrechas e históricas calles, te animamos a visitar su casco antiguo y, especialmente, su calle principal, Spaccanapoli.

La Catedral Metropolitana de Santa María de la Asunción o de San Gennaro es el edificio religioso más importante que ver en Nápoles. Si te gusta el arte, no dudes en visitarlo. Aunque, si realmente quieres vivir un viaje en el tiempo, no lo dudes, Pompeya es tu destino.

Considerada una de las grandes joyas culturales de Italia, la ciudad que fue enterrada por las cenizas del Vesubio es, a día de hoy, uno de los grandes reclamos turísticos de todo el país. En 40 minutos desde la estación de tren de Piazza Garibaldi, llegarás a este yacimiento arqueológico inigualable.

Cannes

Y de una ciudad en ruinas, viajamos hasta una ciudad donde se respira lujo y grandes dosis de elegancia francesa. Quizá el mismo ambiente que se respiraría en Pompeya en sus años de mayor esplendor.

Cannes, a orillas del Mar Mediterráneo, cuenta con atractivos para todos los gustos. Esta ciudad de cine aguarda rincones de gran belleza en los que perderte durante las horas de visita.

¿Qué no te puedes perder en tu visita a Cannes? Puedes empezar por descubrir su precioso paseo marítimo, llamado La Croissette, un bulevar de dos kilómetros de largo donde disfrutar de las vistas y, también, de un momento de relax en alguno de sus bares y restaurantes.

Además, no dejes de pasear por su casco antiguo, en el barrio de Le Suquet. Callejuelas empedradas, icónicos edificios y unas vistas de la bahía dignas de fotografiar. Y, si quieres vivir lo más original de la ciudad y experimentar el día a día de los lugareños, pásate por el mercado Forville, un lugar para disfrutar con los cinco sentidos.

Compartir