Viajar a Islandia en Agosto: Explora este país insular durante el verano
Viajar a Islandia en Agosto

Viajar a Islandia en Agosto

Viajar a Islandia en agosto es un verdadero placer, y cada vez son más viajeros los que se dan cuenta de ello. Si estás interesado en explorar este país insular y, a la vez no te apetece atravesar en tus vacaciones temperaturas demasiado frías, agosto es el mes perfecto para viajar a Islandia.

Aparte de los alrededor de doce grados de temperatura que se pueden encontrar aquí en esta época del año, los días son bastante largos, lo que no ocurre así durante los meses de invierno. Esto lo puedes aprovechar para explorar el país de norte a sur, de este a oeste…

Por ejemplo, puedes decidir hacer una ruta con coche de alquiler en Islandia para explorar sus diferentes ciudades – especialmente aquellas más célebres y pobladas, o disfrutar de la dramática pero digna naturaleza islandesa.

También podrás viajar con un guía que te enseñe esta isla volcánica, que es única. Es esta sin duda una de las alternativas interesantes para disfrutar de este destino.

Islandia es un país rico en recursos naturales, los cuales esperan con impaciencia a ser descubiertos por el viajero. Sin embargo, sería una pena viajar a esta isla y no conocer como mínimo la capital, Reikiavik.

Sus rasgos típicos son sus pintorescas casas de diferentes colores, que dan a la ciudad un carisma único y no visto en otras latitudes de Europa. Si te apetece salir de fiesta, sea cual sea tu gusto, podrás disfrutar de ella los viernes y los sábados por la noche, junto a los aldeanos y habitantes de este lugar.

Es entonces cuando las discotecas y los bares se llenan, especialmente en agosto, época en la que existe una fiesta realmente interesante en la que todo transcurre con la alegría de estar bajo – en otras épocas – los aquí escasos rayos del sol en plena luz del día.

Desde que aquí los largos días permiten disfrutar mientras aún es de día, debes aprovechar ahora y hacer lo que en otras épocas del año simplemente parece materialmente imposible.

Y, si no te sientes con fuerzas para hacer el viaje a Reikiavik por tu cuenta, llama a tus amigos y… ¿por qué no hacer un circuito guiado en Islandia? De esta manera, no debes preocuparte por nada, sino subir al avión y dejarte llevar en un itinerario que incluye no sólo la visita a la capital, sino también a otros lugares interesantes en esta isla.

Islandia: paraíso natural en forma de isla

Además de Reikiavik, Islandia cuenta con fiordos, cascadas, volcanes, glaciares, campos de lava, cuevas y románticos pueblos para nada masificados. Sin embargo, esta isla, situada en la superficie del Atlántico es realmente rica en fauna de todo tipo.

Por lo tanto, si decides viajar a Islandia, descubrirás muchos lugares despoblados donde ya prácticamente no vive ni un alma humana. Es precisamente aquí, en estos lugares, donde se pueden encontrar zorros, aves, caballos, visones, renos y mucho más.

¡Ah! Y no olvides unirte a los demás turistas a otra de las experiencias inolvidables aquí: observar las ballenas desde un barco. Tendrás una experiencia y recuerdos para toda la vida.

Viajar a Islandia en agosto es, en nuestra opinión, una excelente idea. Así que si aún no tienes planes, te proponemos su visita como una de las opciones que puedes aprovechar este año sin lugar a dudas.

Planifica tu viaje con antelación para no perderte ningún punto de interés turístico. Así, sabrás que estás sacando el máximo partido a tu viaje.

 

Compartir