Lisboa, una ciudad para visitar
Lisboa, una ciudad para visitar

Lisboa, una ciudad para visitar

Lisboa es una de las capitales europeas a la que a los turistas les encanta volver de cuando en cuando, entre otras cosas, porque ofrece un clima realmente agradable y una gran cantidad de monumentos interesantes para ver.

Pasar un fin de semana o simplemente unos días en la capital portuguesa es realmente una experiencia única.

Por eso, si aún no has incluido Lisboa en tu itinerario de viaje, hoy te convenceremos de por qué deberías hacerlo ya, ahora… cuanto antes. ¡Echemos un vistazo a lo que ofrece y todo aquello con lo que – seguro – te sorprenderá!

Comenzamos por la plaza del Marqués de Pombal, con su estatua de homónimo nombre en el centro. Una plaza llena de vida, algo que se puede ver aún si es sólo por la gran cantidad de coches y peatones que cada día por ella pasan.

Está situada cerca de la Avenida de Liberdade, la cual te lleva hasta la Plaza de Rossio, donde también se encuentra la estación de tren de Rossio. Su fachada merece sin duda una visita ya que ha sido objeto de culto de numerosos fotógrafos – no sólo aficionados, sino también profesionales.

Por cierto, en Latittudes, el blog de viajes, seguramente estarán de acuerdo con esta afirmación y si no, te recomendamos que te pases por su blog ya que te contarán mucho más sobre esta parte de la ciudad específica de lo que nosotros somos capaces de contarte.

Desde la plaza, sólo hay un corto paseo hasta el Elevador de Santa Justa, al que podremos tomar para subir a un fantástico lugar con vistas increíbles del centro de la capital lusa.

Y ya, estando en pleno centro, si estás interesado en saber dónde comer en Lisboa, encontrarás una gran selección de fantásticos restaurantes en donde te ofrecerán, además de especialidades locales, menús que de otro modo no tendrías la oportunidad de probar. Aprovéchalo, vale la pena…

Cuando hayas descansado un rato y echado un vistazo a fondo al centro, no dejes de visitar también la Rua Nova do Carvalho, o a la calle Rosa. Se llama así porque su suelo es como para algunos la vida misma, de color de rosa. Aquí, por la noche, la vida entra en ebullición y es cuando los bares se llenan de gente casi hasta rebosar, en un ambiente formidable…

¡Atención! Lo más importante de Lisboa lo puedes leer aquí

No muy lejos de esta calle, a orillas del río Tajo, se encuentra la Plaza de Comercio. Un lugar donde también hay mucha, mucha vida.

Así es, la Plaza de Comercio es uno de los lugares de encuentro por excelencia en donde reunirse o encontrarse con los amigos, y un lugar de paso, con varias entradas que conducen a ella.

La entrada más famosa es por el Arco Rua Augusta, que cuenta con un mirador al que te recomendamos subir ya que, al igual que el Elevador de Santa Justa, ofrece excelentes vistas de la plaza así como del resto de la ciudad.

Si quieres conocer Lisboa a la perfección, tendrás que quedarte aquí más de un día.

Definitivamente no se trata de un lugar que visitar rápido, como estando de paso. El blog de viajes Latittudes te ayudará ofreciéndote todos los consejos para saber exactamente qué visitar en Lisboa en 3 días.

Entre los principales lugares de interés de Lisboa, no dejes de ver la Catedral de Lisboa, ni te olvides de pasear por miradores como el de las Puertas del Sol, el de Santa Lucía… ni de dar un paseo por el barrio de Belém.

La decisión depende de ti pero, sin duda, te recomendamos una visita a Lisboa. Tanto si decides pasar uno, dos o tres días en esta ciudad, no te arrepentirás: volverás a casa con un montón de buenos recuerdos y seguro con muchas cosas interesantes que contar en la oficina.

Compartir