Los preparativos que no puedes olvidar si vas de vacaciones a la playa

El verano se relaciona con las vacaciones, y por lo tanto, con unos días de relax en los que desconectar de la rutina diaria. Pero para que todo salga bien y conseguir ese propósito, es fundamental planificarlo todo con tiempo. Veamos algunos consejos para hacerlo correctamente si vas a pasar unos días en la playa.

 

Busca todo lo que puedas sobre tu viaje en Internet

El pleno 2019, sería un absurdo llegar a una ciudad sin haber mirado antes en Internet dónde alojarse, por ejemplo. Hace unas décadas no existían tantos medios para hacer comparaciones y buscar información, pero hoy en día sobran.

Y no solo para buscar sitios en los que hospedarse. En la red puedes desde reservar un barco en alquiler Formentera, hasta informarte de cuáles son los mejores restaurantes de Ibiza para pedir mesa con tiempo. El objetivo es que cuando llegues, no tengas más que disfrutar del sol y la playa.

Haz una lista con los básicos que no puedes olvidar

Seguro que te bastaría unos segundos para que se te ocurrieran muchas cosas que no se te pueden olvidar en un viaje para pasar unos días disfrutando del mar. Pero junto a estos básicos, querrás llevarte otros tantos objetos menos importantes pero que también te pueden llegar a hacer falta.

Ante tanto que debes llevarte, lo mejor es que realices una lista para que no se te olvide nada. Sería una pena que llegaras un domingo a una zona de costa, y pasaras parte del día buscando una crema de protección solar porque te has dejado la tuya en casa. Y como este ejemplo, hay otros muchos.

Revisa que llevas toda la documentación que vas a necesitar

Es posible que pienses que si llevas siempre encima tu DNI y carné de conducir, ¿ibas a olvidarte de estos documentos precisamente en vacaciones? Cosas más extrañas ocurren. Piensa que el verano, y concretamente el momento de irte de vacaciones, puede ser ideal por ejemplo para estrenar esa cartera nueva que te compraste y que tenías guardada, esperando una ocasión perfecta para comenzar a utilizarla.

¿Quién te dice que con las prisas, no has traspasado todas las tarjetas de una cartera a otra, y te has dejado precisamente una tan importante como el permiso de conducir? Si lo piensas, no es tan extraño que ocurra algo así.

¿Y si antes de irte de vacaciones te llevaste el coche al taller para ponerlo a punto, y sin darte cuenta te llevaste a casa la factura que habías guardado en la guantera,  y con ella la ficha técnica del vehículo? Insistimos: puedes haberte despistado en cualquier momento con la documentación, y más en vísperas de vacaciones. Así que te compensará de sobra emplear unos minutos en comprobar que sales de viaje con todos los documentos necesarios.

¡No te olvides de un pequeño botiquín!

La playa es un lugar en el que se pueden producir accidentes en principio pequeños, pero que pueden resultar un tanto engorrosos si no se prevé una solución a tiempo. Una simple concha rota que se clava un pie puede darte un mal día, por algo tan simple como no tener algo de gasa y un líquido para desinfectar la herida a mano.

En realidad, los preparativos del viaje suelen ser tarea sencilla. Lo complicado puede venir por no hacerlo, por lo que no merece la pena descuidarse en este sentido.